Últimas imagenes

image1 image2 image3 image3

Curso de baile flamenco por Pepe Torres

Se va acercando la quinta edición de las jornadas del V Tacón Flamenco en el que un año más nos trae grandes sorpresas que se irán desvelando poco a poco.

En esta quinta edición se le rendirá homenaje al cantaor sevillano Curro Fernández cuya vida artística siempre ha estado relacionada con el Baile Flamenco, uno de los máximos referentes en esta disciplina, por la fuerza de su voz y su tremendo compás.  

Maestro del cante de acompañamiento en el baile.

Como adelanto ya está confirmado un curso de baile impartido por el gran bailaor de Morón de la Frontera (Sevilla) Pepe Torres, una oportunidad única de recibir un poco de la sabiduría de este excelente y experimentado bailaor.

 

 

-Curso previsto del lunes 20 al viernes 24 de Febrero de 2017
-Una hora diaria disponible desde las 16:30h (Posibilidad de horario de mañana)
-Varios niveles
-Precio: 50€

Ya puede hacer su reserva en este página en la sección de contacto: http://www.taconflamenco.com/index.php/contacto

Noticia en la web del correo.es: http://elcorreoweb.es/..-fernandez-recibira..

 


 Biografía de Curro Fernández

Francisco Fernández Ríos, cantaor gitano, patriarca de una generación flamenca llamada la casa de los Fernández, más conocido en la historia del arte del cante flamenco con su propio nombre artístico de Curro Fernández nació en Sevilla en el barrio de Triana el dia 15 de diciembre del año de 1941. Su padre Juan José Fernández, trianero de la calle Fabie, justo donde nació él y donde el Ayuntamiento de Sevilla en reconocimiento a su labor artística ha colocado en el portal una placa conmemorativa en honor a su arte. Su madre Salud Ríos, oriunda de Lora del Río, se conocieron cuando Juan José en el servicio militar rondaba por esas tierras y pronto se casaron, dicen que fue una boda “soná” donde Pastora Imperio, cargada de mantones de Manila, distribuyó a todas las gitanas para tan inolvidable acto. Fue la última boda Gitana de calle Ríos y duró más de ocho días derramando arte Pastora Imperio y un joven Antonio Mairena que ya despuntaba en ese saber flamenco. Cuando cumplió seis años su padre en busca de futuros mejores y con la ilusión de construirse una vivienda digna se vino a Pañoleta (Camas). Atrás quedaron los corrales, donde se aglutinaban en pequeñas habitaciones, compartían cocina y se turnaban para ir al retrete, Juan José aspiraba a dar a sus hijos la mejor de las estancias, dentro de sus posibilidades. Por aquella época (1947) muchas familias Trianeras vinieron a este barrio Camero, el suelo que era bastante barato y la autoconstrucción, fomentó el crecimiento de un barrio al que llamaban entonces “la Triana Chica".Aquí en Pañoleta fue donde empezó descubrir los sones del flamenco, su padre buen aficionado y primo de “los culatas”, aprovechaba las cálidas noches de verano para convocar en su nueva casa a los mejores de aquella época donde el flamenco relucía en estos barrios andaluces. En Camas se crió y aunque cantaba con los amiguetes su pasión era el futbol y en su época, por el color de su piel y su pelo rizado, le llamaban “ben barek”, el primer jugador de raza negra que entonces jugaba en el Atlético de Madrid (la perla negra). De llano en llano se pateó La Pañoleta entonces tan numerosos de este barrio Camero y sus ilusiones como cualquier niño era el de poder entrar en el equipo de su vida… El Sevilla. Se conformó con jugar en el “Coca de la Piñera” entonces federado que junto con el compromiso de tener que ayudar a sus padres en un trabajo remunerado, va abandonando poco a poco su pasión deportiva. Con 17 años y con los Coros y Danzas de Educación y Descanso (Actividades franquistas propias de la época) volvió a retomar el flamenco, aún recuerda como cuando le llevaba la comida a su padre desde Pañoleta hasta la Plaza “el Bueye” (ya no existe y estaba junto a la calle Imagen) se entretenía en las barandillas del Puente Triana escuchado a veces las voces y otras de vinilo que salían del bar de cristales junto al puente. Tanto inundaban los cantes en su mente que muchas veces llegaba tarde a llevarle la comida a tan hambriento
comensal… su padre ¿Niño donde te has “entretenio”? y él contestaba, ¡que los cantes me llevan al cielo! respondía

Ya con los Coros y danzas empezó a bailar por toda España desde Burgos a Valladolid, pasando por Murcia, hasta que un día el cantaor del grupo enfermó y todos miraron a Paco, él respetuoso con el canto en principio se negó a cantar, hasta que sus compañeros lo animaron y desde entonces Paco (como le llamaban entonces) no podía imaginar lo que el futuro le depararía cantando por detrás, hacer bailar a las mejores artistas del baile de la 2ª mitad del siglo XX. Pero aún quedan muchas cosas que contar para ello.

Biografria prestada de la página "El arte de vivir el Flamenco": 
http://www.elartedevivirelflamenco.com/cantaores780.html

 

Visitas:contador de visitas html

2018  Tacón Flamenco   - Oripandó Creaciones